Rumor de ausencia


Te reservaba bajo mis párpados ternura para regalarte,
en mis manos, perpetuos vuelos de alondras,
maduros racimos de pasión en mi pecho
y una inmensa ilusión forjada con devoción en mi piel.

Pródiga iba a ti rebosando éxtasis,
todo un frenesí sería agasajarte,
quise empapar tus labios con el néctar añejo de mi boca,
mas ignoraba tu devota cópula.

Olvidado quedó mi corazón enamorado,
ayer, subsistía por ti rendido en fervor y magia,
hoy, le someto a la humillación de tu ceguera
y al dolor de tu arrogante indiferencia.

La hosca iniquidad del olvido se apodera de mí,
yo que te amaba con el cansado desvelo de mi alma
he de retornar mi camino reclamando nada,
escuchando de ti tan sólo un sordo rumor de ausencia.



© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

4 comentarios:

Montxu dijo...

Cuánta tristeza amiga Lis.

Una sonrisa para la parroquia, por favor.


Muxus

Óscar dijo...

La ausencia es, contrariamente a lo que dicta su significado, un sentimiento que se hace muy presente, y más en tus versos. Siempre me ha gustado la expresión "sordo rumor", que tiene algo de antitético, pero que define muy bien esa sensación de orfandad. Me ha gustado el lirismo de este verso: "quise empapar tus labios con el néctar añejo de mi boca". Tampoco está mal este otro: "La hosca iniquidad del olvido se apodera de mí".

Un fuerte abrazo, Liz.

Marisol dijo...

"yo que te amaba con el cansado desvelo de mi alma
he de retornar mi camino reclamando nada"

Es muy difícil tener que guardarse para uno mismo las cosas que deseamos compartir. La presencia espiritual se hace mucho más fuerte frente a la presencia corporal, cuando la ausencia se hace evidente.

Abrazos.

ángel dijo...

Ha sido un grato descubrimiento tu espacio, y tu poesía diáfana en el molde métrico.


saludos...

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...