Cómo me dueles, Luna



Un susurro advirtió a mi pecho el menguar de tus latidos.
Busqué en el eclipse del cuarto oscuro
pero tu halo de luna se fugó de mi noche estrellada
rompiendo el encanto de la hoguera encendida.

Me duele tu pálido recuerdo de luz azulada,
donde los despojos de horas amargas resbalan
incitando a tus silentes palabras
diluirse inmersas en la soledad de mis venas.

Suspiros desoladores rastrean vestigios
de breves nubes de esperanza
en medio de remolinos de polvo
intentando disipar rancios temores.

Duele esta piel sin voz avanzando sinuosa
en busca del calor que inspiras a mi corazón;
oteo el cielo y su escenario en derredor,
mas los atajos del norte en tus ojos desvían la razón.

Lastimeros gemidos minan los cráteres del alma
en exceso de sucesos, enlazan motivos
entre sueños escondidos y olas de ardiente dolor
me embisten en esta laguna de lágrimas.

Me dueles, Luna, en la puntualidad de tu ausencia,
sin tu presencia no soy más que sombra y frío...
Anhelo entre mis brazos arrullarte y tararear
un dulce canto al compás del aleteo de luciérnagas
que donan sus destellos para que vuelvas a brillar.



© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

4 comentarios:

Óscar dijo...

"Me dueles, Luna, en la puntualidad de tu ausencia"

Ya veo que estás rescatando poemas. Recuerdo haber leído este verso. Me pareció muy expresivo en su tristeza, porque la ausencia también puede ser puntual. Otro verso destacable es: "Duele esta piel sin voz avanzando sinuosa". Me encantan esas sinestesias. También me gusta esa donación de luz de las luciérnagas a la Luna, así como los cráteres que extrapolas al alma y la "laguna de lágrimas".

Un fuerte abrazo, Liz.

Isabel dijo...

Cómo inspira la Luna, y cuántos nombres propios tiene la Luna, hay imágenes muy bellas así como tristes, pero.. qué sería del poeta sin esa melancolía que no se puede esconder, me gusta el verso con el que comienzas el poema, con él ya se capta la intención del poema, también desde el título. Escribes con mucho sentimiento Liz, y eso me encanta.

Besos muchos

Marisol dijo...

Hay tantas imágenes preciosas, entre luces azules y de luciérnagas, que me he perdido en tu poema. Se me hace imposible elegir alguna.
Una melancolía marcada, ha invadido tu blog, que por cierto lo has puesto muy guapo.
Me gustan mucho las noches, sus lunas, y lo que a ellas se vincula, tu poema no ha sido la excepción.
Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Como emocionas liz,tus letras son preciosas, cada linea es un suspiro del alma,cada sentimiento expresado, crea sensaciones,diversas.

Aumque los versos de otra cosa hablasen
te celebreran, y que sean digno
de elvarse hacia ti,
porque no ignoro, lo que te debo,,,

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...