Mentiras


Palabras vacías y letales,
verdades amordazadas
que desgarran el alma,
ahogan voluntades,
finiquitan ilusiones,
amargan y marchitan.

¡Ay, dolor y angustia!
Pobre lirio muriendo
en la eterna primavera
pisoteado por el engaño,
mejor es que lo dejen tirado
el tiempo sabrá qué hacer.



© Lissette Flores López. Derechos reservados

3 comentarios:

Óscar dijo...

Un poema más breve y unos versos más cortos de los que sueles escribir. No tengo claro que el tiempo siempre sepa qué hacer. La metáfora del lirio pisoteado es muy ilustrativa.

Un abrazo, Liz. Estás muy prolífica, aun cuando a veces rescates poemas.

Isabel dijo...

Somos humanos, nos duelen las mentiras y hasta las verdades nos duelen, somos contradictorios, sí.

Un beso querida Liz

Marisol dijo...

Sí, hay verdades amargas, que quisiéramos amordazar. No sé si duele menos una mentira, -porque te queda el consuelo de que por lo menos quisieron evitarte el dolor- o el engaño.
Me quedo con tu último verso: 'El tiempo sabrá que hacer' mi querida amiga Liz.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...