Hay días que te sueño



Hay días que pienso que te sueño y he soñado que te pienso de día. Hay veces creo no existes y otras te siento tan real y mío, que no entiendo por qué no irrumpes en mí rasgándome las venas para convertirte en torrente de vida y así abras brechas en las profundidades secretas y tibias de mi alma.

No sabes que desde tiempos inmemoriales, antes que el ave cantara al alba y que la flor estirara sus pétalos para bañarse con la brisa del arroyo que nace de la montaña, ya esperaba por ti, con la misma paciencia del céfiro que aguarda cese la lluvia para salir luego a acariciar la pradera.

Aprendí a pensarte en voz baja, pero hay noches que en un grito silencioso se me escapa tu nombre, conociendo tu existencia sólo una nube errante, un grupo de silentes estrellas, el sereno que se cuela por la ventana y mi almohada, a quienes les hablo de ti hasta que sombras somnolientas se cuelgan de mis párpados y nuevamente vuelvo a soñar que te sueño.





© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

8 comentarios:

Óscar dijo...

El sueño dentro del sueño es un clásico, así como el retruécano entre soñar despierto y pensar dormido. Has escrito una expresión que me parece que tiene mucha fuerza: "Aprendí a pensarte en voz baja". También me han gustado esas "sombras somnolientas se cuelgan de mis párpados".

Un abrazo, Liz.

Montxu dijo...

"nuevamente vuelvo a soñar que te sueño"

Cuánto bello en esta frase. Magnífico bella Liz.


Muxus

Isabel dijo...

Nostalgia en tus manos y en tu corazón mi querida Liz, hay veces sí, a mí también me pasa, y no se lo digas a nadie, divago entre presente y pasado, real e imaginario, pero... para eso escribimos, para alear y dejar salir parte y digo parte de lo que se piensa en voz baja...

Abrazos mi estimada

Marisol dijo...

Pues a veces lo real es tan perfecto que necesariamente tiene que ser un sueño.
Me gustó, además de los versos que señaló Óscar, la imagen de éste:
"que la flor estirara sus pétalos para bañarse con la brisa del arroyo".

Juegas también con el silencio y la voz, que me parecen elementos románticos.

Es un placer visitarte, un abrazo, Liz.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

¡Cuánta hermosa nostalgia! ¡Cuánto amor deperdigado pro las s´banas solas!

Hermosa prosa

Un abrazo

Liz Flores dijo...

Francisco, gracias por acercarte a mi sentimiento. Es un gusto tenerte acà.
Saludos.

Anónimo dijo...

sabes yo estoy lejos de mi amada y le sueño despierto... al similar de Liz Flores

Liz Flores dijo...

Anónimo, entiendo que amar a distancia es muy doloroso y nada sano para el alma. Es mejor -desde mi punto de vista y pese a mi experiencia- desistir y darle una oportunidad al amor cercano.

Si el amor tiene que llegar a nuestra vida, lo hará. Mejor si no nos esforzamos por buscarlo.

Gracias por tu lectura.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...