Tan cercano, tan mío

















Cada vez que no quiero pensarte
te apareces -arroyo de melancolía-
en el caudal de mi sombra.

Disfrazado de velo sombrío
agitas mi alma dormida
clavando púas en mis sueños
que inducen al vértice de la locura
y te siento tan cercano, tan mío.

Cautiva de tu perverso conjuro
me diluyo a gotas de aflicción y ardor
por las mustias paredes de la habitación.

Escucho gemir al silencio ¡se muere!
ahorcado entre astillados hilos de tristeza;
en tanto, el amor me cubre con su capa de ilusión
y entre más me asfixia con su ropaje de quimera
más cercano te siento y cada vez más mío.


© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

8 comentarios:

Óscar dijo...

Sombra (por cierto, te comiste la eme), sueño, velo, silencio, astillas... Con esos mimbres a la fuerza me tenía que gustar tu poema. La primera estrofa es mi preferida. Te quedó muy bien la acotación "arroyo de melancolía". Resulta curioso que se muera el silencio. También me gustó ese "ropaje de quimera" con que se viste el amor. El título está muy bien escogido, y la imagen de esa mujer abrazada a sus rodillas es igualmente de mi agrado.

Un abrazo, Liz.

Montxu dijo...

"arroyo de melancolía"

Al igual que los pétalos de la rosa
cuándo se desprenden de ésta,
reposando sus aterciopelados cuerpos
sobre la fresca corriente del arroyo.
Escucho sus lastimosas melodías y lloro
como llora la rosa su pérdida,
haciéndola esta vez mía.


Muxus Alis.


PD. perdón por la liada, me a gustado mucho amiga mía.

Liz Flores dijo...

Óscar: ya hace más de un año que cuento con tu fiel apoyo, mucho he de agradecerte en todo este tiempo, más cuando vienes y dices que te gusta algo de lo que escribo, me emociona mucho. Gracias, de corazón, por los ánimos que me das.
Un abrazo, estimado amigo.


Montxu querido, tú eres libre de venir hacer lo que quieras en este tu espacio, qué puedo decir si encima de que me lees te inspiras y me dejas tus versos. Muchas gracias por todo, eres un encanto Ramón.
Besitos.
PD: ya me contarás quién es Alis eh =)

El Gato dijo...

Hermoso poema, Liz. Con esa voz que declara, insistente, su intención de no renunciar a la
posesión, buscando su inmediatez. Casi volvemos a coincidir...
Muy acogedor este blog.
Besos.

Montxu dijo...

Jajajajajajaja. He estado toda la mañana de visitas y me confundí de nombre, un acto involuntario por el que te pido perdón, ¡Jo.er! si es que necesito no uno, dos descansos y eso estando sin trabajo. jajajajaja. En fin de dónde no hay nada se puede sacar.

Muxu Mila Liz, Liz verdad.....Jejejejeje.

Liz Flores dijo...

¡Gatito! me alegra que vengas a este mi rincón de melancolía y fantasía. Como que la serendipia quiere hacerse costumbre eh, te busco y me contas ¿si? Gracias por seguirme aquí también José Carlos, eres muy amable.
Un beso.


Montxu: ya decía que andabas orbitando jeje No pasa nada mi amigo es comprensible, tenés tantísimos conocidos que es común que se te crucen los cables =D
Besos para ti.
Liz...si, creo que así va el nombre jajaja

Marisol dijo...

Has escrito expresiones interesantes, que logran imágenes muy bonitas, sin dejar de ser melodiosos.
Un poema melancólico, que se cuela hasta la médula.
Me gustaron:
' -arroyo de melancolía-
en el caudal de mi sombra'
'que inducen al vértice de la locura'
'en tanto, el amor se cubre con su capa de ilusión'

No sé qué sería del amor sin la fantasía,Liz, Aunque la realidad golpee al despertar, hay que soñar.
Un abrazo.

Liz Flores dijo...

Un beso y un abrazo Marisol querida, me emociona que leas y comentes tan bonito como siempre lo haces.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...