De pronto somos



De pronto eres sueño
que emerge del foso de los deseos convertido en verbo;
el sereno rumor de las olas en verano
que traza el litoral de mi pasión;
una profunda herida restañada,
un suspiro irracional... mi vocación de paz.

De pronto soy afónica palabra
deseando ser eco en el acantilado de tu piel;
una semilla al viento
pretendiendo germinar en el Edén de tu corazón;
pávida mariposa
buscando la eternidad en la crisálida de tus manos.

De pronto somos dos gaviotas
pregonando silencios sobre un mismo mar;
dos hojas secas tatuadas de melancolía
arrastradas por nubes negras de olvido;
dos seres sin sombra
caminando por el frío desierto de un universo paralelo.


© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

5 comentarios:

Óscar dijo...

"El acantilado de tu piel". Esa expresión me recuerda, cómo no, a la poesía de Sara. La mariposa, la crisálida y la eternidad son también elementos de mi discurso. Las imágenes de la última estrofa están muy logradas, como las gaviotas que pregonan silencios (un oxímoron) y las "hojas secas tatuadas de melancolía". También me gustan los universos paralelos.

La fotografía con las pisadas en la arena es maravillosa. Saber elegir las imágenes no es baladí.

Un fuerte abrazo, Liz.

FABIA dijo...

Precioso Liz, y me ha dejado un cierto sabor triste pensar en dos amantes que solo coinciden en un sueño y viven en universos paralelos.
Tal vez no le di la interpretación adecuada.
Besinos.

gato dijo...

Un sueño hecho palabra, una palabra que es sueño, dos seres en un encuentro irreal... Pues me gusta.
Un beso.

Isabel dijo...

el sereno rumor de las olas en verano
que traza el litoral de mi pasión;

que tendrá el mar siempre tan inspirador, aunque al final es en el desierto donde termina o donde no termina el encuentro...

un beso Liz

Marisol dijo...

Dos historias que se juntan y terminan separadas, como esa imagen en la que los pasos se unen y luego se distancian.
Hay expresiones preciosas, a las de Isabel y Óscar, agrego éstas:

'un suspiro irracional... mi vocación de paz'
'pávida mariposa
buscando la eternidad en la crisálida de tus manos'

La sensación al pasar del mar, al desierto, es la que deja el despertar de un hermoso sueño. Un poema melancólico hasta la médula.

Un abrazo.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...