Inefable

















Tu rostro
-preludio de versos-
obra perfecta que mis manos ciegas arrullan
al son de lluvia que hace eco de fuente
en las comisuras de tus labios.

Tu boca
¡inefable vehemencia!
donde germina tu sonrisa al roce de mis yemas
y mis labios acopian cosechas de besos
con aroma a tibia aurora de abril.

Tus ojos
¡Dios tus ojos!
me hablan con brillos de Sol nocturno
eclipsando las palabras que oscilan en tus pestañas;
incitan a precipitarse en su abismo de tristeza
o morir ahogada en su arroyo de llanto sagrado.

Tu voz
vibra al viento como sutil murmullo de niebla
meciendo las ramas del sauce llorón,
surge desde las sombras al pronunciar mi nombre
y vuela por mi piel con su suave caricia de mariposa.

Tu amor
crisálida que pende de la afable promesa del corazón,
la inmortalidad rayando el cielo en un velero de papel,
manantial delirante con brazos inquietantes
que lazan mi alma a la tuya en un abrazo feraz
llenando de vida este páramo paisaje.

No, no existe amor, palabra alguna que te defina.



© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

8 comentarios:

Óscar dijo...

"la inmortalidad rayando el cielo en un velero de papel"

Me ha encantado la imagen de este verso. El "preludio de versos", el "sutil murmullo de niebla" y el "abrazo feraz" también me agradan sobremanera. Hay sentimientos inefables, pero tú has sabido traducirlos en palabras. Unos versos enamorados con un mágico eclipse solar.

Un abrazo, Liz.

FABIA dijo...

Maravillosa descripción llena de amor, si hay palabras y tú las encontraste todas.
Besinos.

Manuel Ameneiros dijo...

Excelente Liz.
Realmente me alefra que "estés de vuelta"...

Manuel Ameneiros dijo...

... no me "alefra", sino que me ALEGRA ...

Evidentemente no me aplica el título de tu poema ¿verdad?

Liz Flores dijo...

Gracias Óscar, Fabia divina y Manuelito, son ustedes muy gentiles al referirme tal motivación. Un fuerte abrazo para cada uno.

Many, luego del detalle de Fedex, me queda claro mi amigo que el título del poema te cae como anillo al dedo, eres una persona maravillosa, con todo respeto lo digo. =)

Marisol dijo...

'Tu boca
¡inefable vehemencia!
donde germina tu sonrisa al roce de mis yemas'

Ufff, me rindo, Liz. Parece que has regresado enamorada, enamoradísima, y me alegra el tono de estos poemas.
Me he estado perdiendo de mucho...
Estos versos me han parecido particularmente delicados, suaves, como esa 'caricia de mariposa que vuela por la piel'.

Precioso.
Un abrazo.

Isabel dijo...

ah Liz, me ha encantado, sabes cuando lees algo y dices, eso me gustaría haberlo dicho, escrito, yo, pues eso me ha pasado con tu poema, podría destacar algún verso, pero no haría justicia a otros que también tienen un enorme lirismo y belleza.

Es cierto no existe palabra que al amor, o a un amor en concreto..

besos para ti y gracias por el disfrute

Liz Flores dijo...

Enamorada siempre he estado mi linda, quizá ahora le sienta en otro tono, es todo. Aprecio mucho tus motivadores halagos Marisol.
Un cálido abrazo.


¡ay! Isabel querida, sabré yo de desear haber dicho algún verso antes, lo digo constantemente cuando te leo =D
A ti infinitas gracias por tanto cariño.
Besitos.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...