Ocaso de gaviotas


Dispuesto el sol a reposar su incansable burbujeo luminoso
se retira en medio del suave aliento de la tarde
moteando de ocre y lavanda lienzos de cielo
que caen sobre el horizonte
estremeciendo el remanso de las rocas.

Más allá, sobre el estero, danzan unas gaviotas enamoradas
al compás de la brisa rozando alhelíes;
tiembla un viento libertador entre sus alas
y en sus ojos se refleja la plenitud de su (a)mar.

Alían su espacio a la tibieza de sus picos de cristal
y deslizan sus caricias de pluma por la lenta orilla del ocaso;
al hacinarse la noche en el seno de la ermita
se engendra una voz certera en el centro del alma.

La quietud de las sombras sobre las piedras bañadas de espuma,
el tatuaje de luz de estrellas sobre la arena,
el sempiterno juramento de soles permanentes...
un resquicio de alegría alimentado por el rumor de auroras.



© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

9 comentarios:

gato dijo...

Te invito a un vuelo en contraluz. Me pierdo entre tus versos.
Un beso.

gato dijo...

Una de las situaciones que pueden darse, cuando entras en un poema, es no poder salir fácilmente, porque te has quedado prendido, enredado... entre sus versos. Para mí es algo bueno, lo disfruto.
No había sarcasmo, jejeje.
Otro beso.

Manuel Ameneiros dijo...

... (a)mar(go)... [je,je]

"un resquicio de alegría alimentado por el rumor de auroras"

¡Hacía muchos poemas que no escribías algo así!

¡Salud! Liz

Marisol dijo...

Me quedo admirada de tu sensibilidad lírica, Liz. Esta prosa poética me ha dejado en éxtasis.
Me es imposible decidirme por algún párrafo, porque cada oración ha sido hilvanada en armonía completa con las demás.
Las imágenes conservan la misma calidad -grande, por cierto- desde el inicio, y hasta me dieron ganas de ser gaviota.
La fotografía también es hermosa.
Un gran abrazo, Liz.

Óscar dijo...

Las gaviotas me parecen poéticas, pero no sé bien si por lo que son o por cómo suena su nombre. Tienes talento para las descripciones paisajísticas. Buena muestra de ello es el primer párrafo o estrofa. Eso sí, quizá haya una superabundancia de adjetivos. Me quedo con dos expresiones: "la lenta orilla del ocaso" y "el tatuaje de luz".

Un fuerte abrazo, Liz.

Isabel dijo...

al compás de la brisa rozando alhelíes

vas a permitirme que me quede con este verso, querida Liz, digo como Marisol, apetece ser gaviota, bueno a mí también me apetece ser alhelí, cosas raras que tiene una..

un beso

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Bello post mi querida List, que la aquella gaviota vuele tan alto y haga del cielo un lugar mas bello...

Un abrazo y feliz fin de semana...

JALE

DESS dijo...

I just came to know that a valcano had erupted in your country and somebody died.
Send my condolences to the people of Guatemala from the people of Malaysia...
Have a nice day...

Un alma Desnuda dijo...

es uno de lo mas hermosos poemas que te he leido y eso, que todos me facinan... pero haces un juego de palabras extraordinarias. felicidades, es un enorme placer para mi volver a deleitarme ocn tus poemas. un abrazo grande.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...