Inocencia

A mis sobrinos, con amor
En la foto: Alis, Alejandra y Andrés

En ti se recrea la vida y se viste de sencillez el alma.

Esparces sonrisas al paso dibujado en la mente latidos de muñecas de trapo que pestañean fantasías azules, o el relinchar de caballitos de madera que galopan por las vastas cordilleras de la imaginación.

Estampas de arcoíris la primavera y salpicas las noches con cantos de grillos, temores vanos, pucheros y oraciones a medias.

Vas plantando sueños en jardines blancos donde florecen alegres hierberas que juegan rondas con los árboles y tortolitas; y entre vientos arremolinados de ilusiones, rayas la inmortalidad del cielo con avioncitos de papel.

Corres descalza por verdes sendas tejiendo coronas de azahares y adornando con estrellas, diademas y barquitos de colores.

Cobijas a la voz cándida que todo espera, al llanto embustero que todo consigue, a la mirada ensoñadora que eleva al espíritu en una cometa de nacarado tisú.

¡Qué diera porque no te fueras de prisa! Porque no llegara el otoño y sus fuertes aires, para que sólo supieras de mariposas y hadas, de intrépidas hazañas y raspones infectados, de pies colgando en barandas y rostros enmelados, de cuentos con melodías de orquesta y finales felices, de crayones partidos a la mitad y dibujos surrealistas. Qué diera porque no se apague nunca el brillo en tus ojos, por sentir siempre tu beso sincero y el calor de tus palabras al pronunciar un te quiero.

Por lo pronto, me adueño de tu presencia, y disfruto de esas pequeñas cosas que se toman un día en crearse, y toda la vida en desaparecer.


© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

15 comentarios:

Liz Flores dijo...

Este es un escrito viejito que rescato para publicarlo hoy acá en este blog. Porque una de mis pasiones más grandes son mis sobrinos y porque no quería dejar de cabecera un poema triste ya que estaré ausente algunas semanas por razones personales. Pido desde ya su comprensión al no poder comentar sus poemas.

Siempre a donde vaya, irán ustedes.
Un beso y un fuerte abrazo a cada uno.
Hasta la vuelta, si quiere Dios.

J. Galán (Jerónimo) dijo...

"Qué diera porque no se apague nunca el brillo en tus ojos, por sentir siempre tu beso sincero y el calor de tus palabras al pronunciar un te quiero."

Es posible que alguna vez se apague el brillo en sus ojos.Por desgracia,la vida está especializada en apagar brillos,aunque ello también nos sirva como experiencia,para aprender a caminar...
Pero de lo que sí estoy seguro es de que siempre sus besos serán sinceros para ti y de que seguirá diciéndote "te quiero" con el mismo calor que el primer día...no puede ser de otra forma tratándose de ti.

Precioso corto que nos enseña un poquito de ese enorme corazón que hay dentro de ti.
Que te vaya todo bien.Te echaremos de menos,como siempre.No te olvides que seguimos aquí, esperando tu regreso.

Un fuerte abrazo,querida Liz.

Óscar dijo...

"... y disfruto de esas pequeñas cosas que se toman un día en crearse, y toda la vida en desaparecer."

Hay mucha sabiduría y lirismo en estas palabras. Un final magnífico para un escrito muy personal donde plasmas el amor por tus sobrinos, junto con ese tema universal que a tantos poetas ha inspirado que es la pérdida de la inocencia. La foto es muy bonita.

Espero que pronto estés de vuelta, y que estés bien. Un fuerte abrazo, Liz. Cuídate.

Isabel Moncayo Moreno dijo...

Me parece acertado que te despidas con estas emocionadas palabras a tus sobrinos, ( qué guapos) siento que estés ausente, pero se entiende que a veces tenemos otras cosas que nos quitan el tiempo para publicar y más para leer a los demás, y te digo lo mismo, porque se hacen amigos entrañables desde la poesía, se te quiere mucho,Liz, cuídate y hasta cuando vuelvas, un beso enorme.

Anónimo dijo...

Hola Liz!! sin querer me encontre esto... que bonito lo que escibes, que bueno que seguiste con esta bonita actividad, que te sale muy bien. Te deseo muchos éxitos en todo lo que realices y que estes muy bien.
Feliz día
Albita

Liz Flores dijo...

¡Gracias Albita! Èxitos y cariños para ti.
Un fuerte abrazo.

NallA ZenitraM dijo...

Me ha gustado el relato... a todos (creo) que nos pasa en algunos momentos que añoramos los días de la infancia... sobre todo por esa despreocupación... algo que de adultos es muy difícil conseguir... aunque no imposible.
Salud y besos!

Anónimo dijo...

Bellos sobrinos y bellos versos a su infancia Liz, feliz de ellos de tenerte poeta , para que les cantes y les hagas poesía. Aunque tengo que decirte que la magía no se pierde con los años, ya ves tú, yo colecciono hadas jajjajaj. Y sabes cuantas veces me siento con las piernas colgando y mi mente se llena de locas fantasias, mientras tenemos sueños somos un poco niños.Tu lo sabes , también eres un hada.Miles de abrazos desde Uruguay. Lyliam.

Marisol dijo...

He leído la inocencia pura y sincera que alberga tu texto. Ese blanco inmaculado del que sólo es capaz la sabiduría de un niño.
Me encantó:
"y entre vientos arremolinados de ilusiones, rayas la inmortalidad del cielo con avioncitos de papel."
Gracias por traerme de vuelta esa etapa.
La foto es preciosa.
Un gran abrazo.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Liz querida, paso a saludarte y leerte... ese corazon enorme que tenes siempre regala cariño a todos....

Lindas letras como siempre tus sobrinos deben ser felices al tener una tia magica como vos...

feliz semana y mes...

Se te quiere desde mi pais donde nada es imposible...

JALE

Anónimo dijo...

Y seguiré pasando para decirte que te extraño hadita, un abrazo enorme para ti.Lyliam

Fabrizio Rivera dijo...

Martes, primera cosa del dia, regreso a tu blog... termino mi tasa de café, termino de leer tus lineas de repletas de color, se borran las nubes grises, termino de absorber el amor a tus sobrinos y se va el frio, y me quedan estas ganas de agradecerte por escribir, por publicar y cambiar nuestros dias.

Gracias Lizita.

Elda dijo...

Bueno querida amiga, al fin encuentro abierto tu blog, espero de corazón todo te vaya como a ti más te guste.
Era una pena que esa forma de escribir tan maravillosa y con tanta sensibilidad, no la dejaras disfrutar.
Yo creo que nunca he leído esa finura y elegancia como tu lo haces.
Te deseo todo lo mejor para siempre.
Muchos besos preciosa.

Manuel Ameneiros dijo...

Liz... Ya van ocho meses.
Abrazos totales.

Ramón María dijo...

Se te añora amiga mía.

Un abrazo y beso.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...