Letras de sombra


Esta oscuridad de araña negra
bordeando los rincones del instinto
desova engañosas vías lácteas
de lunas cuadradas que apagan la fe
en un acto sin argumento;
de soles de blanca luz
que revisten las ciegas retinas de la razón
dibujando firmamentos dolorosos
de gusanos rojos y nubes verdes
que corroen el cerebro, y los sueños.

Y esta necesidad de sentir la quemazón
de nuevas auroras en las manos,
de escribir la palabra Amor con letras de sombra
sobre la atmósfera de la piel –su piel-,
de respirar milagros con formas vaporosas
en el monocromo espacio que precede a la asfixia,
y tejerle un sudario de olvido a la memoria.


© Lissette Flores López. Derechos Reservados

7 comentarios:

Manuel Ameneiros dijo...

Sin palabras, Liz. Impresionantes versos.
Los dos últimos...!
Genial.
Abrazos totales.

Óscar dijo...

Cómo me ha gustado esa "atmósfera de la piel", y, en verdad, sabes crear atmósfera con tus versos que hoy tienen un matiz cósmico. También me parece destacable ese "sudario de olvido a la memoria", así como la descripción tan vívida "oscuridad de araña negra" y las auroras en las manos.

Un abrazo, Liz.

J. Galán (Jerónimo) dijo...

Gusanos rojos y nubes verdes...extraños colores, en esta ocasión,que ayudan a entender un estado de ánimo.

Un bello poema con dos partes muy definidas.Una primera estrofa de hastío y rechazo a una situación ya agotada,casi asfixiante,y una segunda de esperanzas,de ansias por encontrar nuevos horizontes que haga desaparecer en el olvido esa "oscuridad de araña negra".

De todas las rotundas imágenes del poema,destaco los tres últimos versos,hermoso cierre para un bello poema.

"...de respirar milagros con formas vaporosas
en el monocromo espacio que precede a la asfixia,
y tejerle un sudario de olvido a la memoria."

Todo llegará...

Un abrazo,querida Liz.

Isabel Moncayo Moreno dijo...

Me gustó especialmente la segunda estrofa en la que partes el poema, querida Liz, y de ésta su cierre "y tejerle un sudario de olvido a la memoria" espectacular.

Un abrazo.

JackSparragoss dijo...

Liz, lo bueno de la vida es, que por mucho que insistamos casi nunca nos hace mas caso del debido.
Mientras, los soñadores, arañamos palabras en el envés de alguna ráfaga de viento, en la cara oculta de una flor o en los maderos que arden a fuego lento...

Un beso de marinero sin barco

Liz Flores dijo...

Many, Óscar, Joaquín, Isa y Jack, muchas gracias por su tiempo, sus preciosas palabras y su fiel compañía. Son unos adorados y ya saben cuánto les quiero.

Besitos.

NallA ZenitraM dijo...

Excelente poema... poco más se puede decir. Me ha dejado impresionado... que no pare tu creatividad, paisana, que tiene mucho que ofrecer!
Un abrazo transatlántico ;)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...