Coincidencias


Quizá sin saber
exista un momento dentro de lo posible
en que estarás leyendo estos versos
en presencia de todas las distancias
y coincidamos en el preciso tiempo
donde empezamos a errar
heridos por la misma flecha.

Seguramente en ese instante
arrebujes tu pensamiento al mío
mientras yo te acaricio sin tocarte
y mis labios rozan la taza de café
con aroma a incierto presagio.

Acaso en este mismo espacio,
luego de desmenuzar alfabetos azules,
nos hacemos poema arcano
que se desliza lento sobre la piel,
y me sientes
sorbiendo el aire de tus poros,
y te siento
humedeciendo el pudor de mi noche.

Tal vez equidistantes a una palabra,
al sediento ideal del pensamiento,
algo inexplicable e inusual
estará haciendo resurgir un eterno abrazo
desde las cenizas heladas de la espera,
uniendo a la vez
la feliz coincidencia de necesitarnos
para reinventar un amor profundo.


© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

11 comentarios:

Ramón María dijo...

Amor, amor amor.....


Beso y abrazo apretado.

Óscar dijo...

Hablando de coincidencias, mientras leía tu poema escuchaba 'So Stung', de Howie Day. Elegir la serendipia tampoco creo que sea casual.

Me han gustado estos versos:
"y te siento
humedeciendo el pudor de mi noche."

Los alfabetos azules, los arcanos y la piel también son de mi agrado.

Un abrazo, Liz.

Isabel Moncayo Moreno dijo...

Sabes? yo que estoy leyendo mucha poesía últimamente, ya que las musas no vienen, al menos me pierdo en otros autores/as, y encuentro en muchas ocasiones tanta cercanía, aunque sean poemas que lleven escritos muchos años, hay un vínculo, sí, poeta- lector, ha de haberlo siempre cuando nos adentramos en un poema. Esto viene a cuento, a que si lee, estoy segura del vínculo pues cuando se escribe con el sentimiento a flor de piel como haces no queda de otra.

Un abrazo, querida Liz.

J. Galán (Jerónimo) dijo...

Coincidencias...uuufff,¡cómo me ha gustado este poema!

Me vienen de pronto los calificativos de sereno,tierno(de ternura), maduro incluso...
Al leerlo he tenido la sensación de que el torrente encrespado que erosionó las orillas del amor se ha convertido en lago sereno y transparente.

"Seguramente en ese instante
arrebujes tu pensamiento al mío"

"Arrebujar",una palabra que hace tiempo se desprendió de mi vocabulario usual,tal vez por ser poco agraciada,pero ¡qué enorme fuerza semántica tiene! Arrebujar es mucho más que tapar,que arropar,que abrigar...Arrebujar es envolver o cubrir bien el cuerpo con algo amplio.Tal y como tú la utilizas parce más bien un sinónimo de juntar,de unir.Pero la idea se entiende perfectamente.

Destaco también esa tercera estrofa que por sí sola ya es un bello poema:

"Acaso en este mismo espacio,
luego de desmenuzar alfabetos azules,
nos hacemos poema arcano
que se desliza lento sobre la piel,
y me sientes
sorbiendo el aire de tus poros,
y te siento
humedeciendo el pudor de mi noche."

Y termino,porque alguna vez tengo que terminar,destacando algunos versos de esa maravillosa última estrofa:

"el sediento ideal del pensamiento"
"desde las cenizas heladas de la espera" o
"la feliz coincidencia de necesitarnos"

Tus versos me pueden,Liz.Ya lo sabes.
Y estos,además,me han seducido.

Un abrazo,poeta.

Manuel Ameneiros dijo...

¡Lindo!
Abrazos, Lizzy.

Anónimo dijo...

Bella Liz, tus versos son tan delicados , no ha de ser coincidencia que esté aquí, yo te elijo porque me fascinan tus versos, abrazote amiga. Anónima Lyliam.

Liz Flores dijo...

¡Ay! Benditas coincidencias. Luz y sombra, risa y llanto son. ¿En verdad tendrán propósitos?

Queridos amigos: Montxu, Óscar, Isabel, Jero, Many, Lyliam, Marisol, Jairo, Jack, Mer, Allan. Y mis lectores "clandestinos" Fabrizzio, Iker, Adrián GD, Oscar L., Raúl y Tavito. Ustedes sí que son una feliz coincidencia en mi vida.
Gracias por todas sus hermosas palabras, y por sus silencios también.

Les quiero.
Un abrazo y un beso a cada uno.

Anónimo dijo...

Anónimo cabalgo por el vergel de la casualiad.
Causalidad del ocaso a medianoche,
aromas de flores...
hoy es ayer.

Te abrazo y el cosmos se estremece,
mi musa se diluye en lo azul...
en lo genuino de lo arcano.

El vaivén de tus ojos es caricia inmortal sobre estos versos sin poesía...

Parpadea nuestro unicornio ante el alba de diez soles simultáneos...
y galopa hasta ti mi silencio más estrepitoso...
tú...mi sentimiento más puro...

NallA ZenitraM dijo...

Reinventar el amor después de una coincidencia... suena a un ideal poético por excelencia.
Un abrazo y un beso para ti también Liz :)

Marisol dijo...

Me ha gustado mucho esa ligereza con la que se lee el poema, la facilidad de la consecución de las palabras formando los versos y los versos hilando ideas.
Te contaré que yo me he sorprendido muchas veces mirando la luna, preguntándome si ese otro ser estaría mirándola también -deseándolo-, por pura coincidencia.
Es muy tierno este verso 'mientras yo te acaricio sin tocarte'.

Un abrazote.

Liz Flores dijo...

Querido Anónimo. La Poesía no sería Poesía si maravillas como tú no la inspirasen.

"El vaivén de tus ojos es caricia inmortal sobre estos versos sin poesía..." Precioso.

El último verso me ha encantado también, pero eso ya lo sabes =)

Un beso.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...