Hambre de pecado



El interminable invierno escarchaba su piel
deshojando los silencios del otoño
arrasando sus furtivas quimeras
al roce de febriles delirios y latidos
que cristalizan, a fuerza de hambre de pecado,
esa congoja de su vientre erial.

No puede apartar aquellos ojos
que, como la noche, llegaban puntual a sus gemidos,
sonrojando al silencio
con los susurros de sus manos tensas
estallando al enigma de su cuerpo,
dibujando bramidos de suspiros
en los pliegues de sus blancos lienzos.

El frío amenaza hacerse eterno entre sus cañaverales
y del grito ahogado que responde la desnuda mano
surge la súplica aliviada
-entre gozos y temblores mitigados-
de un cuerpo acosado de deseo
que sueña con la floración del alba
para cubrir de mieles las riveras de otra piel.


© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

7 comentarios:

Montxu dijo...

Pues si que estas produciendo hoy amiga Liz, apenas leo uno y aparece otro. Me gustan.


Muxus

Liz Flores dijo...

aahh mi querido Montxu ¡veniste! no sabes lo que significa para mí el saberte aquí. Te vengo leyendo, aunque no te comente y sé que andás liado con algunas cosas y que no has comentado del todo a tus amigos, agradezco de corazón tu tiempo y tu presencia.

Besos mi amigo.

Óscar dijo...

"El interminable invierno escarchaba su piel
deshojando los silencios del otoño"

Un gran inicio. Me han encantado estos dos versos, por lo que de poético tienen la escarcha y el otoño. También hay otras metáforas de mérito, como "sonrojando al silencio" y "la floración del alba". Un poema muy sensual, con un leve toque de melancolía.

Celebro que hayas vuelto a publicar (y varios poemas a un tiempo), y por cierto, buena idea la del IBSN. No lo conocía.

Un fuerte abrazo, Liz.

Isabel dijo...

Ah, Liz vuelve, con metáforas de hambre, con silencios sonrojados, con albas húmedas que no acallan los suspiros de la piel, es hermoso volver a leerte, un abrazo grande...

Liz Flores dijo...

Ay Óscar, qué hermosa sorpresa tu visita. Agradezco tu gentil comentario y el que me destaques versos, pintas una sonrisa en mi rostro.

Mirá qué chulo el código de barras eh, se lo vi a Montxu en uno de sus blogs y me gustó también.

Un gran abrazo para vos, querido amigo.



Isabel, sos un ícono para mí y el que vengas a leerme me halaga, sos un cielo, muchas gracias.
Un fuerte abrazo.

Lady bird dijo...

Descriptivo..sensual..me ha gustado pasarme por aqui..

Un saludo

Marisol dijo...

Esos dos primeros versos tienen gran fuerza, Liz. Un poema bastante sugerente que linda con lo nostálgico también.
Ya te destacó Óscar algunos versos, yo agrego estos:
'los susurros de sus manos tensas
estallando al enigma de su cuerpo'

Un gran abrazo.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...