Cayendo lento


Mi corazón es un velero que zozobra
en el océano negro de mis ideas
tras tu melodía de cristal;
precisa de tu luz para alcanzar la orilla.

Tan sólo el acorde de tus palabras en mi voz
le guía entre abismos que lloran silencios
y ecos que estallan suspiros en el pecho.

Eres es el puerto al que anhelo llegar,
el ancla que me mantiene a flote,
pero a la vez
me hunde, a medio latido,
en el sueño profano de tu boca.

No me conocen tus ojos
y sin embargo presiento ves cómo mi alma
cae lento ahogada en tu llovizna.

No te conozco, amor mío,
y te amo con la furia de mi mar,
desde la mudez de mis arenas
y la inquietud de mi solitaria playa.


Sé que al adivinar tu abrazo
mi corazón hallará el rumbo a casa.


© Lissette Flores López. Derechos Reservados.


 

Canción: Falling Slowly
Banda: The Frames
Letra y traducción Aquí

12 comentarios:

Manuel Ameneiros dijo...

¡Hola Liz!
Qué gusto verte de nuevo por el cyberspace.
Me agrada el nuevo formato de tu blog, muy claro y práctico. y como siempre, un bálsamo tu poema...
Abrazos totales.
Tu vecino.

Óscar dijo...

A mí me desconcierta un poco el nuevo diseño de tu blog. Siempre había sido un espacio luminoso, pero ahora prevalece la oscuridad.

Has estado un tiempo ausente, como yo, pero tu melancolía te hace reconocible. Me ha gustado especialmente el verso "en el sueño profano de tu boca".

Un fuerte abrazo, Liz.

Liz Flores dijo...

¡Hola, Many! Me agrada tenerte de nuevo por acá también. Gracias por tu fiel compañía y tu amable comentario. Un gran abrazo, vecino.


Óscar, no importa si la oscuridad se impone en la plantilla o mis letras, al final todo se ilumina cuando tú, o los demás amigos, entran a este blog. Muchas gracias por tu presencia, mi querido amigo. Y qué alegría tenerte de vuelta por acá después de tanto tiempo. Un gran abrazo.

J. Galán (Jerónimo) dijo...

Hola Liz:

Me alegro de volver a leer algo tuyo.
Es un poema que expresa las dudas que siempre surgen en el juego del amor.Un tanto más pesimista que de costumbre,pero un poema muy tuyo.
Me quedo con esa penúltima estrofa que es un destello de tu forma de ser y de amar.Aunque esta vez,con alguna reserva:

"...desde la mudez de mis arenas
y la inquietud de mi solitaria playa."

Y también con ese cierre esperanzador que te ayudará,sin duda,a encontrar el camino correcto para volver a ser tú.

Precioso blog,Liz.Aquí hay mucho que leer y no dudes que lo visditaré a menudo.

Un abrazo,amiga mía.

Liz Flores dijo...

¡Hola, Joaquín! Gracias por venir y regalarme ese lindo comentario, también por la promesa de seguir acompañándome, sé que así será, eres un buen amigo. Ahora bien, te diré, mi intención no ha sido parecer pesimista en este poema ¡ay qué impresión te he dado! jeje Al contrario, amigo mío, a veces esa sensación de enamoramiento (de caer lento) me da nuevos impulsos para motivarme. Aunque sea pura utopía me sirve, de cierto modo, para sentirme viva.

Espero estés gozando tu verano.
Un fuerte abrazo, Joaquín.

JackSparragoss dijo...

¿Que decir cuando aludes una y otra vez al mar amado? Pues eso, que me ha encantado, especialmente eso de "me hunde, a medio latido", brutal, Liz.

Veo que te has pasado al lado oscuro, me gusta.

Un beso, Liz.

Liz Flores dijo...

Pues eso, mi querido Jack, has puesto el dedo justo donde se me parte el alma (a medio latido) en este poema. Muchas gracias por reparar en ello ¡Claro! a ojo de buen pirata no hay quite =D

Darkness is my shelter. Am fine here.
Un abrazo enorme.

Marisol dijo...

'Mi corazón es un velero que zozobra
en el océano negro de mis ideas'
Es difícil describirlo mejor, Liz. Esa sensación de ahogarte en tus propios pensamientos.
También me gusta el contraste de:
'el ancla que me mantiene a flote'
Hacia el final se torna más luminoso, el mar me encanta, y amar con su furia, ya lo imagino.
Me alegra que estés de regreso.
Un abrazo.

Liz Flores dijo...

Es que si no amas con furia e incondicionalmente, no es amor, así de sencillo. Desde Javier no he experimentado un amor -real- así, y no sé si lo vuelva a vivir. Te digo, ama intensamente cuando recibas lo mismo, no vale la pena gastarte la vida en alguien que no da la misma medida. Para eso mejor solas (pensamiento muy propio).

Me alegra mucho verte por acá.
Besos, querida Marisol.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Liz querida, que bueno es tenerte de vuelta, eres una de las bloggeras con quien he compartido mas tiempo y era triste no saber de vos, que alegria que estes de vuelta querida amiga...

Tus letras como siempre tienen el toque caracteristico de esa melancolia, aquella que no es mala, que nos acompaña por los dias... sin que se torne en una compañia eterna...

Deseo que tengas una gran semana Liz querida, ya sabes que en mi pais chikito se te quiere un mundo...

JALE

Liz Flores dijo...

Jairito, qué lindo sos. Verás, quisiera pasarme más tiempo en los blogs como antes, pero ahora tengo un poco reducido mi horario. Sin embargo procuro leerles, aunque me atrase un poco en hacerlo. Gracias por tu cariño y comentario, querido amigo. Un fuerte abrazo y te deseo una linda semana también.

NallA ZenitraM dijo...

Muy bonito!
A veces somos como esos barcos a la deriva, buscando un viento favorable que nos oriente... mucho sentimiento en el poema ;)
Un abrazo!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...