Mi forma completa de amar

















Te amo
fino lenguaje arraigado,
en silencio,
como siempre,
más que antes.

Te amo, y sé que también me amas,
desde la calma,
como te gusta,
acunando la soledad de mi pecho
hasta disipar rancios temores.

Grande es mi espera,
pero mi entrega es mayor
y te pertenece,
al igual que mi fe,
mi pasión y fortaleza,
mi testimonio y voluntad.

Preciso de ti
como el artesano al barro tierno,
y éste, al fuego vivo para ser vasija;
toma mi vida y moldéala,
llénala de nuevo,
quiero ser primicia de tu inmenso amor.

Abrígame en tu paz reposada
como la noche al paisaje agreste,
como el perfume de las flores a la primavera,
como la neblina al sendero,
como el albor al bosque,
como la luz a la existencia.

¡Ámame!
en silencio y como siempre,
para amarte con mi alma,
con mis palabras, y sin ellas,
con la sencillez de mi corazón,
con lo que soy, y lo que espero,
con mi humilde beso…

Sé júbilo para mi espíritu,
promesa para mi esperanza;
ven y quédate, a cualquier tiempo,
yo sabré recibirte
como cada día,
como cada tarde,
cuando haga frío
o cuando llueva,
serás la estrella en mi camino,
mi forma completa de amar, Señor.

 A la fuerza divina que me sostiene: Dios.




© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

8 comentarios:

Óscar dijo...

Aunque yo no creo en ese Dios cristiano al que parece que dedicas tu poema -oración fervorosa, plegaria, jaculatoria o como queramos llamarla-, emociona el sentimiento, la fe tan luminosa que depositas en cada uno de tus versos. Después de todo, no hace falta ser creyente ni católico, pero sí profundo y trascendente, para disfrutar de los Cánticos Espirituales de San Juan de la Cruz, cota más alta de la lírica sacra, donde la figura de Dios admite ser reemplazada por la del amante (profano). Eso también vale para tus versos, como se ve en este ejemplo:

"Grande es mi espera,
pero mi entrega es mayor
y te pertenece"

Eso sí, siempre asocio la palabra "júbilo" con un sentimiento religioso.

Mi particular dios es el Amor y la Belleza, así que quizá no sean conceptos tan alejados, aunque para mí es una experiencia individual, no compartida, hecho que a menudo deriva en fanatismo y sectarismo.

Me ha gustado la imagen, esa luz que se abre en la fronda del bosque de pinos.

Un fuerte abrazo, Liz.

Liz Flores dijo...

Me place tu comentario, mucho.

Sé que no crees en mi Dios, siempre he respetado y respetaré tu postura. Mi Dios, como bien dices no anda tan lejos del tuyo, pienso que es el mismo, pero ambos vemos el concepto de diferente manera. El mío no tiene rostro, pero lo veo en la Belleza que nos rodea, como esa foto del bosque y la tierna luz, en la sonrisa de mis sobrinos, en las manos de mis padres, lo vi en la mirada de Javier; y sé que es Amor porque lo siento en el viento, en la lluvia, en la solidaridad de la gente, en mi sobrino con parálisis cerebral. No necesito ir a una iglesia para alabarlo, menos ser fanática de ésta, me basta con sentirlo dentro de mí para saber que existe y que existo. Así de simple.

Por otro lado me fascina la poesía de San Juan y Sor Inés de la Cruz, leer sus poemas desde el morbo eleva la emoción ciertamente. Es un honor que mi poema te haya traido a colación su obra.

Gracias, mi querido Óscar.
Te abrazo con cariño.

Marisol dijo...

Muchos tenemos opiniones diferentes de Dios, mi forma de pensar en él no viene a cuento así que paso a comentar el poema.
Me ha emocionado esa forma de decir y de entrega.
Los versos han sido algo más cortos de lo que sueles escribir,y las estrofas anafóricas le han dado casi un tono de cántico y ofrenda.
Me gustó mucho este verso:
'quiero ser primicia de tu inmenso amor.'

Un abrazo, Liz.

J. Galán (Jerónimo) dijo...

Me ha sorprendido este cántico espiritual,Liz.
Es un poema-oración sincero y,aunque yo estoy bastante alejado del dios "oficial",entiendo que todos llevamos dentro unos sentimientos nobles y
buenos que,cuando afloran,los reflejamos en todo lo que nos rodea y nos sentimos bien.Si ese sentimiento es a lo que se le llama Dios,entonces yo también llevo a Dios conmigo...

Me conmueve tu disposición a sentirte en armonía con todo lo que te rodea,a amar la vida.Y me alegro que sientas así porque de eso se trata...con más fe o con menos.

Un abrazo.

Liz Flores dijo...

Marisol, gracias por tu lectura y comentario, el cual me place mucho. Me alegra que destaques versos. Un fuerte abrazo.


Jero precioso, como dice Antonio (Alatriste), contigo juego con ventaja =) Eres un sol y bien sabes que todo lo que me dices se me va directo al corazón. Muchas gracias por venir y ser parte de mi armonía. Te abrazo con mucho cariño.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Liz, un post para reflexionar... profundo...

Para mi dios vive en mi y no en otro lado... escribio mi historia y me invito a vivir....

Esta vez preferire no opinar a profundida... espero me lo sepas entender...

Un abrazo amiga....

felices dias...

JALE

Liz Flores dijo...

Entiendo de maravilla, Jairo, tú no tengas pena por nada, a mí me alegra tu presencia y la sinceridad de tus palabras. Gracias por estar al tanto de mis letras. Un fuerte abrazo y felices días para ti también =)

Esencia dijo...

Excelente poema rebosante de Fe, de disposición y alma.

Saludos, siempre esencia.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...