Vienes, Esperanza


















Al fin y al cabo
todo se muda,
todo se niega,
todo se esfuma,
nada se queda:
ni la vil noche,
ni el grito mudo,
ni la mirada
falta de soles,
ni el beso ausente,
ni la caricia
de tierno arrullo.

Al fin y al cabo
el tiempo acaba
con la ilusión,
por imposible,
por fascinante,
por inquietante,
maravillosa,
alucinante,
por lo que sea,
la sella, muere.

Al fin y al cabo
sobra esperanza;
mora en el cielo,
en la montaña,
en la voz muda
que sola va,
errante, lejos,
revistiéndose
de la alegría
de un mar azul
de calmas olas
y eterna paz.

Al fin y al cabo
vendrás puntual
entre mis sombras
-perpetua luz-
blanca y sumisa,
bella y silente
y llegarás
para quedarte
intacta, inmóvil
una y radiante.



© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

11 comentarios:

Manuel Ameneiros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel Ameneiros dijo...

¡Bravo Liz!

Al fin y al cabo
la rutina
y la costumbre,
apagan toda pasión.

Felicidades por volver a tu blog, por darnos tu poesía nuevamente. Veo que vienes con renovados bríos, hasta con cambio de imagen en tu blog.

Un abrazo.
Tu vecino del norte.
(Sin palabras...)
Aaah la perfección...

Liz Flores dijo...

jajaja Manuelito por dios, me has alegrado la noche. Escribiéndote estaba para que te dieras cuenta, pero me ganaste. No te preocupes hasta los perfectos son imperfectos, dicen por acá jeje Me place saber que sigues aquí =)

Gracias por todo, vecinito.
Un gran abrazo.

Manuel Ameneiros dijo...

Liz,
¿Leíste algo de Charles Bukowski?
Escribe unos poemas muy interesantes.
Te lo recomiendo.

Salud.

Liz Flores dijo...

¿Tú me lo has recomendado antes o fue otra persona? no lo recuerdo bien. Lo que sí es que poco he leído de él, sin embargo tiene algunos buenos poemas. hay uno en especial que me ha gustado, te dejo un fragmento del poema "Pájaro Azul":

"hay un pájaro azul en mi corazón
que quiere salir
pero soy demasiado listo,
sólo le dejo salir a veces por la noche
cuando todo el mundo duerme.
Le digo ya sé que estás ahí,
no te pongas triste.
Luego lo vuelvo a introducir,
y él canta un poquito ahí dentro,
no le he dejado morir del todo
y dormimos juntos,
así con nuestro pacto secreto
y es tan tierno
como para hacer llorar a un hombre,
pero yo no lloro
¿lloras tú?"

Lo leeré al señor con más atención.
Gracias por mencionarlo.
Y bueno, a dormir que mañana hay que madrugar =)

Besos, querido Many.

Manuel Ameneiros dijo...

Muy bueno. Me gusta mucho como dice las cosas.
Buenas noches.

Óscar dijo...

Vaya, pero si has vuelto a cambiar de plantilla. Otra vez estás en época de mudanza. Hacía mucho tiempo que no publicabas nada en el blog. Este poema es diferente, sí. Pocas veces leo versos tan cortos, incluso de una sola palabra. El contenido es triste, pero no dramático. Hablas de lo efímero de la vida, y casi se confunde la muerte con la esperanza.

Un fuerte abrazo, Liz. Que estés bien.

Liz Flores dijo...

Hola Óscar, y qué pena contigo, pese a mis ausencias en tus letras venís a las mías, eres un buen amigo, muchas gracias por ser como eres y por estar aquí. Y sí, este es un poema diferente a lo que he escrito antes, al menos en métrica. Hay un cambio en mi poesía, quizá no radical, pero si se notará, ya verás. =)

Que tú estés bien, querido poeta.
Cariños.

Marisol dijo...

Me alegra mucho que estés de vuelta, Liz. Hacía mucho que no sabía de ti, espero que estés bien, aunque así me lo parece.
Me ha gustado el ritmo que conserva tu poema y esa esperanza despreocupada que transmite.
Espero con ansias descubrir tu nuevo universo poético, que de seguro me gustará, porque la esencia no cambia.
Un gran abrazo.

Liz Flores dijo...

Marisol,tan bella. Qué gentil eres. Muchas gracias por asomarte de nuevo. Ya pronto iré a tu poesía. Pues a ver qué tal, linda, espero se note el cambio en mis letras jeje

Un fuerte abrazo.

J. Galán (Jerónimo) dijo...

¡Ay,Liz! No sé si puedes perdonarme tanto tiempo sin pasarme por tu maravillosos blog...
Este poema de versos cortos me ha recordado que a ti hay que leerte siempre para no perderme la belleza de tus versos.
Es un placer volver a leer tu poesía Liz y me alegro que te animes a escribir de nuevo...
Precio este poema tuyo de ritmo impetuoso pero de pensamientos reposados...

Un fuerte abrazo,amiga.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...