Sólo quería amarte



Si no corre el video seleccionar "Her Sacrifice" de la lista inferior.



 "Y vuelves a atrapar mi tristeza para esconderla en tu bolsillo, para alejarla de mí. De nuevo has sembrado el jardín de mis pesadillas con nuevos sueños, con otras esperanzas. Y yo sigo llena de amor por todo aquello que te pertenece, llena de celos por todo lo que te roza y me quita un trocito de ti. Y tú sigues aquí, entregándome la vida en cada suspiro, suplicando por mis besos sin saber que ni siquiera tienes que pedirlos, porque son tuyos, porque yo ya no soy mía, sino tuya”.
Diálogo de Meryl Streep en "Los Puentes de Madison"




Llegaste llamando bajo a la puerta. No traías promesas en los bolsillos ni una nueva vida para venderme, únicamente te presentante con un puñado de ilusiones y un cosmos de misterio en los ojos por el que orbitó mi razón. Verte cada día hizo que el tiempo recomenzara su marcha y ya no siguiera ahogándome en su propia arena. El tedio abandonó su rincón y la alegría asomó por la ventana como sutil aroma a rosas de eterna primavera. La luz irrumpió en esta casa, incluso por las noches había tanto brillo que las sombras huían alucinadas para esconderse tras el faldón de la soledad, y ésta se disolvía -como sal en la lluvia- lentamente.

Sabía que si caminaba de tu mano sería ir en círculos por una vereda que desaparecía a cada paso. No había un antes, y el después era incierto, sin embargo alcé la mano para alcanzarte y mi alma se fue contigo.

Arrancaste la maleza de tristeza de mi desolado jardín, sembraste sonrisas en mi rostro y voluntad en mis pies. Desde entonces el sol alumbró con total plenitud, y una gama de colores inundó mi ser. Nada pudo detener esta embestida de amor. El mundo se hizo tan pequeño que una gota de rocío bastaba para copar la distancia entre mi pasión y tu cuerpo. Y entendí que había nacido para vivir y morir por ti.

No creí volver amar con tal ímpetu, menos a alguien a quien poco conocí, pero te amé ¡Oh Dios, cuánto te amé! Supiste llenar cada sitio que estaba vacío, fuiste algodón que limpió viejas heridas, ungüento que cicatrizó el dolor, manantial de agua viva que me devolvió las fuerzas para seguir caminando.

Sólo quería amarte, velar tu sueño mil y una noches, ver envejecer nuestras manos a la tibieza de una serena hoguera. Pero esta cobardía no me permitió seguirte, abrir puertas, derrumbar muros y correr tras de ti. Dejé que tomaras el camino que te alejaría para siempre de mí y me conformé con verte partir. Llovía, y desde mi ventana intentaba ver tu imagen, pero ésta era cada vez más pequeña y amorfa. Giré la mirada ahogada en llanto. Aunque en mi pecho no había lugar para otra despedida, hubiera deseado que tus labios pronunciaran mi nombre una vez más. Pero no hubo palabra, ni un adiós, sólo silencios.

Tuya fui tras haber bebido de tu copa hasta el último sorbo. Con la pureza de mi corazón te vestí de amor, absorbí tu esencia y me perdí en tu embrujo. No se borrarán de mi cuerpo tus caricias, ni de mis labios tus besos, no habrá manera ni poder divino que te exilie de mi memoria, ni de mi alma. Nunca me olvidaré de ti.

Yo sólo quería amarte... y me conformé con verte partir.
  

© Lissette Flores López. Derechos Reservados.

8 comentarios:

gato dijo...

Como fiel lector me siento, una vez más, transportado a uno de esos mundos creados por ti a la sombra de las palabras. Mundos en los que resultaría idílico vivir y que no existirian si no fuera por tan deliciosa sensibilidad literaria.
Un beso.

Isabel dijo...

Es una de mis películas favoritas querida Liz, es una historia de amor hermosa y ya sabes que yo que empalago de romanticona pues me encantan esas cosas, al igual que el texto que nos dejas, hondo en emoción y perdurable en el tiempo. Me ha encantado, un beso grandote para ti.

J. Galán (Jerónimo) dijo...

He leído dos textos:
1.Una bella intervención de una magnífica actriz,a la que sigo y admiro(Meryl Streep)en una buena película...Es un texto bello,es la expresión sincera de una mujer enamorada,entregada plenamente a su amante.No obstante lo veo demasiado perfecto técnicamente,con palabras escogidas cuidadosamente(como debe de ser en cualquier guión de cine que se precie),tanto que ,a mi juicio,le falta credibilidad, me suena un poco falso...

2.El segundo texto,tu texto Liz,es el monólogo
de otra mujer enamorada,que se ha quedado sola por falta de coraje a la hora de ir tras los pasos de quien amaba sin ningún tipo de dudas...los dos son parecidos en el fondo y sé que el segundo ha surgido tras ver el primero,pero...¡qué diferencia de formas querida Liz! ¡Qué auténtico es tu texto,qué real!.Ignoro los motivos concretos por los que no fuiste tras él pero no tengo la menor duda de que te sucedió...no se puede escribir así sin haber vivido el momento.Y en el caso de estar equivocado,aún siendo una simple invención literaria,el mérito sigue intacto e incluso aumentado porque has escrito un texto maravilloso,de los que llegan al corazón...
a mi particularmente me ha llegado muy hondo y me ha hecho recordar a otra mujer que se quedó sola pero esta vez sin ninguna oportunidad para seguir tras los pasos del hombre que amaba...

No dejes nunca de escribir Lissette Flores.Hazlo por nosotros,los que te leemos y te queremos...

Un enorme abrazo amiga.

Liz Flores dijo...

Gatito, gracias por esa fiel presencia, me honras mucho querido amigo. Besos

Isabel, me alegra que te hayas puesto romanticona =) Muchas gracias por tu comentario tan bonito. Besos para ti también.

Jero precioso, me ha fascinado este comentario tuyo, qué generoso eres conmigo, este tiempo que me regalas no te lo puedo pagar más que con cariño, de ese tonto que tengo para dar, pero sincero, eso sí.

Piensas bien, este texto salió inspirado por la película, que me fascina y siempre me hace llorar. Lamentablemente es real, a excepción de los besos y caricias, pues nunca llegamos a eso, pero no necesité manos para acariciarle ni más, le amé en mi corazón y para mí esa clase de amor es la única que vale. Le empecé a querer sin saber si él a mí me quería, me reservé mis sentimientos y sólo dejé que él me llenara con lo que me daba. Al final partió y el único que gritó pidiéndole no se fuera fue mi corazón, yo guardé silencio.

Pareciera una niñada, Jero, pero no, fue un sentimiento, y muy intenso. Pero bueno, tenía que terminar.

Pues seguiré escribiendo hasta poder hacerlo tan bien como lo hacen ustedes, mis poetas queridos.

Me refugio en tu abrazo (que bien me hace) y te envío yo otro más grande aún, lleno de agradecimiento y cariño.

Óscar dijo...

No soy un admirador de Meryl Streep ni de 'Los puentes de Madison', pero tu texto -tus cavilaciones- me ha parecido precioso. La prosa se te da muy bien, porque sabes sacar matices a los paisajes emocionales.

Voy a citar dos fragmentos que me han encantado:

"La luz irrumpió en esta casa, incluso por las noches había tanto brillo que las sombras huían alucinadas para esconderse tras el faldón de la soledad, y ésta se disolvía -como sal en la lluvia- lentamente."

"El mundo se hizo tan pequeño que una gota de rocío bastaba para copar la distancia entre mi pasión y tu cuerpo. Y entendí que había nacido para vivir y morir por ti."

Sólo alguien que conoce el amor puede hablar del amor así.

Un fuerte abrazo, Liz.

Liz Flores dijo...

Complacida y emocionada con tu presencia, Óscar. Gracias por resaltar esas líneas, es un lindo halago para mí viniendo de un poeta como tú.

"Sólo alguien que conoce el amor puede hablar del amor así" ¡ay! es hermoso ese sentimiento, y vale sacar provecho de él, pero supieras que cada día lo entiendo menos...

De nuevo, muchas gracias, eres muy gentil.
Otro abrazo para ti.

Marisol dijo...

Es triste y conmovedora la historia que narras, Liz. A veces por temor no dejamos que las cosas sucedan, y las dudas no dejan de atormentarnos nunca.
Has desnudado tu alma y la expones con esa sensibilidad tan tuya.
Un gran abrazo.

Liz Flores dijo...

Gracias por venir Marisol, me da pena y a la vez alegría el que sigan aquí acompañándome, no he sido tan puntual para llegar a sus letras, pero, aunque me tarde en pasar por sus blogs, siempre será un gusto ir a leerles.

Otro abrazo para ti.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...